CIRUGÍA DEL PIE

Cirugía del antepié

Cirugía Neuroma de Morton


¿Qué es el Neuroma?

Neuroma de MortonUn neuroma es un engrosamiento de tejido nervioso que se pueden desarrollar en varias partes del cuerpo. El neuroma más común en el pie es el llamado neuroma de Morton, que se produce entre los dedos tercero y cuarto.

Se le llama a veces neuroma intermetatarsiano por su localización en el pie entre los huesos metatarsianos. Los neuromas pueden también encontrarse en otros lugares en el pie.

El engrosamiento del nervio que define un neuroma es el resultado de la compresión e irritacióndel mismo. Esta compresión produce irritación del nervio que a la larga puede conducir al daño permanente del nervio.

Causas

Cualquier cosa que cause la compresión o irritación del nervio puede llevar al desarrollo de un neuroma. Uno de las causas más frecuente es el uso de zapatos de punta estrecha, o zapatos de tacón alto que fuerzan y comprimen el movimiento de los dedos del pie.
Las personas con ciertas deformidades del pie – juanetes, dedos en martillo, pies planos, pie hiperlaxos – se encuentran en mayor riesgo de desarrollar un neuroma. Otras causas potenciales son las actividades que producen la irritación reiterada de la zona plantar del antepié, como correr o los deportes de cancha. Las lesiones u otro tipo de traumatismo en el área también puede causar un neuroma.

Los síntomas

Si usted tiene un neuroma de Morton, puede tener uno o más de estos síntomas:

  • Hormigueo, ardor o entumecimiento
  • Dolor
  • Sensación de que algo está dentro de la zona del pie.
  • Sensación de que hay algo en el zapato o que el calcetín tiene una arruga.
  • La progresión del neuroma de Morton suele seguir este patrón:
  • Los síntomas comienzan gradualmente. Al principio sólo se producen de vez en cuando, al usar zapatos estrechos o al realizar alguna actividad intensa.
  • Los síntomas pueden desaparecer temporalmente por el cambio de calzado, masajeando los pies, o evitando los zapatos  a las actividades agravantes.
  • Con el tiempo los síntomas empeoran progresivamente y pueden persistir durante varios días o semanas.
  • Los síntomas se hacen más intensos ya que el neuroma se dilata y los cambios temporales en los nervios se vuelven permanentes.

Diagnóstico

Para llegar a un diagnóstico, el podólogo realizará una historia completa de sus síntomas y le examinará el pie. Durante el examen físico, se intentará reproducir los síntomas mediante la manipulación de su pie. También se podrán realizar otras pruebas o estudios de imagen, como las radiografías.
El mejor momento para consultar a su podólogo es al inicio de los síntomas. El diagnóstico temprano del neuroma de Morton disminuye la necesidad de tratamientos más invasivos y puede evitar la cirugía.

El tratamiento no quirúrgico

En el desarrollo de un plan de tratamiento, el podólogo determinará en primer lugar el tiempo que he tenido el neuroma y evaluará en qué etapa de desarrollo se encuentra. Los enfoques de tratamiento varían en función de la gravedad del problema.

En neuromas leves o moderados las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • “Pads”. Técnicas de “padding” para proporcionar apoyo a los arcos del pie e intentar reducir la presión sobre el nervio y la disminución de la compresión al caminar.
  • Frío local. Colocación de una bolsa de hielo sobre la zona afectada ayuda a reducir la hinchazón.
  • Ortesis. Plantillas funcionales a medida para reducir la presión y la compresión sobre el nervio.
  • Cambios en sus actividades. Evitar las actividades que ejercen presión reiterada en el neuroma hasta que la sintomatología mejore.
  • Modificaciones del calzado. Use zapatos con horma ancha para los dedos y evite los zapatos de puntera estrecha o los zapatos con tacones altos.
  • Medicamentos. Los medicamentos orales antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, pueden ser recomendados para reducir el dolor y la inflamación.
  • Infiltraciones. El tratamiento puede incluir inyecciones de cortisona, anestésicos locales u otros agentes.

¿Cuándo es necesaria la cirugía?

La cirugía puede ser considerada en pacientes que no han respondido adecuadamente a los tratamientos no quirúrgicos. Su podólogo determinará el criterio de que es mejor para su situación. La duración del período de recuperación variará, dependiendo del procedimiento realizado.

Independientemente de si se han sometido a tratamiento quirúrgico o no quirúrgico, el cirujano le recomendará medidas a largo plazo para evitar la recidiva de los síntomas. Estos incluyen el calzado adecuado y la modificación de las actividades para reducir la presión reiterada en el pie.

Twitter

@apiepodologia - 6 días

Nuestro equipo quirúrgico de celebración... fantástico día.

@apiepodologia - 3 semanas

RT : De nuestro viaje a Honduras con Podología Sin Fronteras.

@apiepodologia - 3 semanas

RT : Podólogos recomiendan a los deportistas un estudio de la pisada para elegir las zapatillas adecuadas ví…

Facebook

Facebook Pagelike Widget

Registro Sanitario Junta de Castilla y León nº 34-C22-0119